Dieta Mediterránea frente al COVID-19

 

El 2 de marzo se celebró una conferencia en la que se habló de cómo, siguiendo la dieta mediterránea, se puede llegar a contagiarse menos de COVID-19. En el estudio SUN (Seguimiento Universidad Navarra), en el que se siguen a 9000 participantes que han sido valorados desde 1999 por sus medidas en su dieta, se ha demostrado que seguir una dieta mediterránea tiene menor riesgo a infectarse de COVID. También, ha habido otros estudios (que han sido publicados en European Heart Journal), los cuales se ha demostrado que las personas que siguen una esta dieta presentan en su sangre moléculas que ayudan a predecir el riesgo de infarto o ictus.

La obesidad, que también es uno de los factores los cuales puede aumentar el riesgo del COVID-19, es un grave problema por solventar. La población mundial ha pasado de tener 100 millones de obesos en los años 70, a 700 millones en nuestros días. En la conferencia, el catedrático de Salud Pública de la Universidad de Navarra, hizo referencia a Estados Unidos, ya que es famoso por la obesidad ya que 1 de cada 4 personas sufre obesidad severa y en 2030 se prevé que en algunas zonas del país aumente al 60%.

En definitiva, la dieta mediterránea contribuye a la mejora de la salud y a la reducción de la obesidad y por ello, contribuye a limitar el riesgo del COVID-19 y otras enfermedades cardiovasculares.

 

DEJA TU COMENTARIO