Restauración: el ahorro expulsa al AOVE

 

Un estudio realizado por aWp Services, el cual se ha analizado el papel del AOVE en la restauración. Ricardo Rodríguez, Senior Manager de aWp Services ha indicado que en la restauración, el consumo de AOVE ha ido disminuyendo en los últimos años, ya que pasó de estar en un 31% de consumo en 2015 a estar en un 25% en 2019. Los sectores en los que más se usa el AOVE son el de salud con 5.000 toneladas, comedores escolares con 2.500 toneladas y comedores de empresa con 1.800 toneladas.

Los aceites que si que han sabido captar hacia donde ha ido el sector de la restauración, ha sido el aceite de girasol que básicamente se usa para fritos. En cambio el AOVE se usa más para elaborar diferentes salsas o aliños de ensalada.

En el estudio se ha basado en 3 escenarios, en los cuales se ha analizado un peso del 50%, 70% y 95% del AOVE como grasa principal en el ámbito escolar, empresa y en hospitales. En el caso del primer escenario (50% de AOVE del total de grasas), el aumento sería de 0.23€ unidad en el ámbito escolar, en el de empresa y hospital sería de 0,46 y 0,97 € respectivamente la unidad. En el segundo escenario (70% de AOVE del total de grasas), el aumento sería de 0,4€/ud en educación, 0,8€/ud en empresa y 1,7 € /ud en hospitales.

Por último, el tercer escenario (95% de AOVE del total de grasas) , el aumento sería de 0,65€/ud en el ámbito escolar, 1,3€/ud en el ámbito de empresa y por último en hospitales sería de 2,7€/ud.

En definitiva, una de las principales conclusiones que podemos sacar es que solo por el aumento de unos céntimos de euro en estos diferentes escenarios, la mejora de salud podría crecer de manera exponencial. También, en este sentido, se debería primar más por la calidad que por el precio y más cuando hablamos de comidas en hospitales y colegios.

 

DEJA TU COMENTARIO